Enoja devastación en Akumal

 Por obra de edificio de cuatro pisos

Christian TREJO

AKUMAL, Tul., 28 de marzo.- Diversas especies nativas de flora de ecosistemas de duna fueron devastadas por una compañía constructora que ha edificado un inmueble de cuatro pisos de altura en la bahía de Media Luna.

A pesar de que en Akumal existe una oficina regional de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), inaugurada el año pasado, hasta el momento ninguno de sus inspectores ha acudido a clausurar dicho edificio.
Aun cuando la vegetación, específicamente hablando de las dunas costeras, es de suma importancia para mitigar los efectos del cambio climático y representa una zona importante de anidación de dos especies de tortugas marinas, especies en peligro de extinción, esta construcción sigue en marcha sin que hasta ahora ninguna autoridad federal en materia de medio ambiente haya tomado cartas en el asunto.
El predio en mención está ubicado en Akumal Norte, en la playa conocida como Media Luna, entre el hotel Playa Blanca y el condominio hotel Playa Caribe.
Las fotografías evidencian el avance de las obras que desaparecieron dunas costeras y vegetación, y una zona en donde año con año llegan a desovar tortugas marinas, dejando la zona como un desierto y con un edificio de concreto que desapareció la vegetación nativa
Es importante destacar que esta obra data desde fines del año 2016 y los inspectores de la Profepa nunca se presentaron a clausurar los trabajos, pese a que en Akumal se cuenta con una oficina regional de esta dependencia.
Adicionalmente en la actualidad ante la suspensión de actividades para el avistamiento de tortugas marinas, ambulantes realizan tours de snorkel en la playa conocida como Media Luna, no respetando la suspensión temporal de actividades, y en la que tampoco los inspectores de la Profepa se han presentado para documentar la realización de esta actividad que está restringida, pero que a las autoridades antes mencionadas brillan por su ausencia.