Menor tasa de homicidios

 En la entidad, reconoce la Federación

 

Alvaro ortiz salamanca

El Gobierno Federal reconoció que la tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en Quintana Roo no concuerda con la realidad, porque en el cálculo no se contempla a la población flotante ni mucho menos a los turistas que ingresan

durante todo el año y demandan, igual que los habitantes, atención, seguridad y servicios.
En su informe mensual, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, expuso que en agosto bajó 13% el número de homicidios dolosos en Quintana Roo con respecto al mes de julio, y aunque la tasa por cada 100 mil habitantes sigue siendo alta “hay que tener en cuenta que tiene una población flotante de 11 millones que no está contemplada en la estadística y con lo cual bajaría aún más la incidencia de este delito en la población”.
En el cálculo delictivo por cada 100 mil habitantes Quintana Roo es perjudicado por la subestimación poblacional con censos desfasados.
La tasa muestra números que no corresponden a la realidad, pues se basan en el censo de 2015, año en el que se calculaba una población estatal de un millón 500 mil habitantes y a partir del cual se habrían sumado un promedio de 400 mil personas que llegaron a vivir a la entidad.
Mucho menos contempla a los 20.3 millones de turistas que recibió en 2019.
Según proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), la inmigración hacia Quintana Roo sumó en 2019 a más de 32 mil personas entre nacionales y extranjeros.
Este crecimiento está asociado con los índices de violencia y, en particular, con los homicidios dolosos o ejecuciones en los que la mayoría de los procesados provienen de otros Estados e, incluso, de otros países.
De acuerdo con estadísticas de la Dirección de Derechos Humanos de la Fiscalía General del Estado (FGE), casi el 80% de los asesinatos en Quintana Roo son perpetrados por gente que llega de fuera.
La mayor parte de esos delitos son ejecuciones relacionadas con el narcotráfico.
Además, el aeropuerto internacional de Cancún movilizó en 2019 a 26 millones de personas.
Quintana Roo tiene una población que no llega aún a los dos millones, según cifras de Conapo, pero recibe anualmente a 20 millones de turistas que, así como los inmigrantes, demandan atención y servicios generales.
Sin embargo, ni el flujo de inmigrantes ni el de visitantes ha sido reconocido por el Gobierno Federal como base para dotar a Quintana Roo de una mayor presencia de fuerzas federales que combatan al crimen organizado, el cual es responsable de 8 de cada 10 asesinatos en la entidad, ni de una repartición de recursos equitativa a la riqueza que genera para México: 33 de cada 100 pesos que ingresan al país se han producido aquí durante los últimos años por concepto de turismo.