Dejar en paz a delfines

Exige ambientalista a Dolphin Discovery

 

Fernando OLVERA DEL CASTILLO

Para la presidenta del Grupo Ambiental “Cielo, Tierra y Mar” (Citymar), Guadalupe Alvarez Chulim, no hay vuelta de hoja: Los delfinarios que opera la empresa Dolphin Discovery en Quintana Roo deben desaparecer.


Cuestionada sobre el sonado caso de la niña inglesa de 10 años de edad que resultó lesionada durante una jornada de nado con cetáceos en las instalaciones de dicho consorcio en Isla Mujeres, la antes citada fue clara al señalar que este tipo de sucesos son producto del estrés en el que están sometidos estos animales, los cuales no sólo están confinados cruelmente a espacios que de ninguna manera se asemejan a su hábitat natural, sino que son explotados comercialmente sin descanso, bajo el falaz argumento de que las experiencias con estos no sólo son “inolvidables”, sino que hasta tienen efectos curativos.
“Mira, yo no me voy a andar con rodeos, ya estuvo bueno de seguir explotando a estos animales y de seguirlos cazando, porque los están cazando, y esto no se vale, no hay una autoridad que esté pendiente de los delfines que hay, cuántos hay, que haya una inspección periódica, o sea, que las cosas se hagan realmente como deben ser. Para mí, estos delfinarios deben desaparecer, porque eso de que hasta curan, no es cierto”, sentenció.
En este sentido, la reconocida ambientalista sostuvo que los delfinarios de la empresa Dolphin Discovery, pese a lo que se pretende hacer creer a sus visitantes, a las autoridades y a la población en general, no persiguen fines científicos o académicos, ya que los animales que ahí se exhiben están sometidos a un trato totalmente inhumano.
-Oiga, esta empresa en particular aduce que la finalidad de sus delfinarios, como lo muestra su publicidad, no sólo es recreativa, sino que conlleva fines científicos y académicos. ¿Usted qué opina al respecto?
-Es mentira, desgraciadamente hay académicos que les gusta mucho el dinero y dicen lo contrario que los ambientalistas, yo no tengo lanchas, no tengo propiedades, no tengo nada y sí te puedo decir que, definitivamente, los delfines son explotados, son unos animales que están en cautiverio y yo siempre he dicho que aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión, y los delfines están prisioneros, trabajan a destajo, al menos en Cozumel, en los parques de esta empresa trabajan a destajo, porque mientras haya cruceros y haya cruceristas, estos trabajan horas y horas, y eso de que descansan un rato, no es cierto, ellos trabajan desde que llegan y hasta que se van los cruceros.
A pregunta expresa sobre la polémica que desató el caso de la pequeña Lexi en el delfinario de Dolphin Discovery en Isla Mujeres, Alvarez Chulim elogió la labor periodística de esta Casa Editora, al dar a conocer una situación que de ninguna manera puede considerarse como algo “aislado”, ya que forma parte del cúmulo de irregularidades que se cometen en estos sitios, pero que pocas veces salen a relucir a la luz pública.
“Mira, eso que dicen que los delfines hasta se ríen de los felices que están, no es cierto, gruñen de angustia. Por eso, y te lo digo con sinceridad, qué bueno que dieron la noticia en el Diario de lo que pasó con la niña que salió lesionada, porque en las más de las veces las irregularidades como esta no se ven porque, cuando pasa algo grave, como aquí también ha pasado en Chankanaab, se cierra todo y hasta que ya no hay evidencias de lo ocurrido, se vuelve abrir, lo que provoca que los periodistas y las autoridades, simplemente, no se den cuenta”, acotó.
Finalmente, la presidenta de Citymar insistió en la imperiosa necesidad de que las autoridades competentes, a la brevedad posible, tomen cartas sobre la penosa realidad que se está viviendo en los delfinarios de la empresa Dolphin Discovery en la entidad y, por el bien de la especie, estos desaparezcan y no se continúen expandiendo.
“Los delfines son muy bellos, pero insisto, están siendo explotados, así como todos los animales que al día de hoy se encuentran en cautiverio. Yo creo que esta empresa ya debe buscar otra cosa en que ganarse la vida y dejar a los animales en paz”, concluyó.