Hallan muerto a foto-reportero

PGJE asegura que fue por ingestión excesiva de alcohol

Michoacan, 21 de septiembre.-  El cuerpo sin vida del foto-reportero Raúl López Mendoza, fue hallado la mañana de este domingo luego de que desapareciera el jueves pasado y la familia interpusiera ayer una demanda ante la Procuraduría General de Justicia (PGJE).

López Mendoza, de 47 años de edad, laboraba actualmente y desde hace 10 años para el periódico local Cambio de Michoacán.
La versión oficial de la Secretaría de Seguridad Pública en el estado, es que la muerte del periodista ocurrió “debido a una bronco aspiración de sus fluidos (vómito)”, provocada por la ingestión excesiva de alcohol, por lo que el reporte oficial es que “el fotógrafo murió de “causas naturales, y su cuerpo no presentaba huellas de violencia, ni heridas de arma de fuego o punzocortantes”.
Horas después del hallazgo, la familia de Raúl López Mendoza, hizo llegar a varios compañeros del gremio y los medios de comunicación una carta donde solicitó dejar de especular sobre el deceso de Raúl y apoyarlos y respetar la solicitud para que no se le practicara la necropsia de Ley al cadáver.
La esposa del reportero y sus tres hijos agradecieron también la movilización de los compañeros del gremio y las autoridades judiciales para localizar al ex compañero.
Hasta el momento, la directiva del periódico Cambio de Michoacán no ha fijado una postura oficial sobre el deceso y se ha limitado a publicar la información que va surgiendo.
Con la muerte de López Mendoza, suman tres los reporteros de este medio de comunicación que han desaparecido.
En el último mes, al menos tres fotoperiodistas de medios locales han sido agredidos, amenazados o intimidados por policías estatales o miembros de la recién creada Fuerza Ciudadana, de la Secretaría de Seguridad Pública que dirige desde febrero de este año, Carlos Hugo Castellanos.
Un hecho reciente, previo a la muerte de Raúl López Mendoza, es el caso del compañero Armando Solís, ex fotoperiodista del periódico La Voz de Michoacán, quien tras discutir con un agente de la Fuerza Ciudadana, debido a que el primero atravesó por accidente en una zona donde trabajadores del ayuntamiento pintaban la cinta asfáltica, fue amenazado de muerte.
Además, el policía filmó al reportero con su teléfono y le espetó: “lástima que traigo uniforme sino te rompía la madre”. El reportero gráfico interpuso ante la PGJE una demanda penal el pasado 03 de septiembre contra el elemento policiaco.
El fotógrafo fue despedido días después de La Voz de Michoacán, donde le hicieron firmar una “renuncia voluntaria”.
En la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), dirigida por José María Cazares, en días pasados recibió a un grupo de periodistas se presentó una queja colectiva para exigir el esclarecimiento de las agresiones a reporteros en los últimos años.
En lo que va del año, se han presentado en la CEDH cuatro quejas de periodistas michoacanos que han sufrido diversos ataques por parte de la autoridad municipal, estatal y judicial.
Este lunes ha sido anunciado que periodistas de todo el Estado se reunirán en el Congreso local para presentar el documento final de una iniciativa de Ley de protección a periodistas, impulsada por el periodista Andrés Resillas Mejía y la diputada local del PRD, Cristina Portillo Ayala.
En México, desde el año 2000 a la fecha han sido asesinados y o desaparecidos 60 periodistas de los cuales 10 son del Estado de Michoacán, de acuerdo con el informe anual la organización Reporteros Sin Fronteras.