Educadoras, comprometidas

 Con su labor, pese a carencias

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 23 de abril.- La carencia de recursos en miles de familias de la zona rural han hecho que educadoras de nivel indígena tengan que redoblar esfuerzos para superar los retos en cuanto al proceso de enseñanza y

aprendizaje durante poco más de un año que se inició con la nueva normalidad a causa de la contingencia sanitaria por el covid-19.
Romualda Hau Noh, maestra de educación indígena, recordó que en días pasados se conmemoró el Día de la Educadora, fecha en el que aseguró que es un reconocimiento para quienes se dedican a impartir la educación a los niños en todos los rincones, y sobre todo porque se han visto a reforzar y rediseñar estrategias para cumplir con su trabajo desde el inicio de la pandemia.
Resaltó que como educadoras, una de las principales preocupaciones y obligaciones en este formato de educación en línea, es brindar un servicio sin generar estrés en los alumnos y padres de familia.
La maestra reconoció a los trabajadores de la educación quienes pese al nuevo reto, vencieron al temor en la etapa de la nueva normalidad, puesto que a pesar de dificultades, demostraron estar preparados para desarrollar competencias y habilidades en esta nueva modalidad de impartir clases a distancia, sobre todo, en las condiciones de rezago que se vive en la zona rural.
En esta etapa se vieron en la necesidad de cambiar las formas de trabajo. “Se implementaron nuevas estrategias para cursar el ciclo escolar, sobre todo, ante la resistencia de algunos padres de familia que asumían estar haciendo el trabajo de los docentes, y no se visualizaba como un círculo de convivencia escolar”, agregó.
De esta manera, Hau Noh resaltó que aún continúan adaptándose a las nuevas tecnologías, principalmente en las comunidades rurales, puesto que se carecen de las herramientas de trabajo o son limitadas, pues además de la falta de infraestructura, las condiciones económicas también pesan en las familias.
Finalmente, la maestra lamentó que el día de la educadora pasara desapercibido, sin embargo, a pesar de ello las y los docentes de nivel indígena han puesto mucho empeño para vencer los retos que ha implicado esta modalidad de impartir clases a distancia.