Ventas mínimas durante festejos

 Difícil situación, la causa

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 6 de enero.- La contingencia sanitaria y la difícil situación económica que atraviesan las familias de la Zona Maya fueron factores que provocaron ventas menores a las esperadas en la Casa del Juguete, que por más de 20 años se instala de forma temporal en la cabecera municipal para ofrecer regalos para los niños en las fiestas decembrinas y de Año Nuevo.


En entrevista, Marcos Barrera, responsable de la Casa del Juguete, destacó que por más de dos décadas se ha dedicado a la venta de juguetes para niños y niñas de la Zona Maya, ofreciendo una amplia variedad y a precios razonables.
Explicó que el mayor ingreso de la temporada se registró antes y durante la Navidad; sin embargo, no fueron las ventas deseadas ni esperadas, pero reconoció que no se desanima debido a que es comprensible por la situación económica que atraviesan las familias y que se agudizaron por la pérdida de empleos a causa de la contingencia sanitaria.
Con relación al Día de Reyes, Marcos señaló que no tuvo suficientes ventas. “Es común porque sabemos que después de la Navidad y fin de año afecta la cuesta de enero y las familias se ven limitadas en sus ingresos”, puntualizó.
El conocido comerciante aseguró que para esta ocasión las ventas cayeron en más del 70 por ciento con relación al año anterior, lo que de acuerdo con sus registros, es la segunda peor temporada que resiente desde el inicio de sus ventas.
“La primera ocasión que tuvimos ventas muy escasas fue hace varios años cuando recién abrió Coppel, pues la gente por la novedad y facilidades de crédito optó por comprar allá los regaños de sus hijos”, expresó.
Finalmente señaló que a pesar de las pocas ventas, no se desanima, debido a que su instalación temporal se ha convertido en tradición y espera que para el Día del Niño pudieran incrementar las ventas de los juguetes como regalo para los reyes del hogar.