Imprimir

Edil deja plantados a policías

Rehuye a reunión previamente establecida

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 4 de enero.- Elementos de la Policía Quintana Roo lamentaron la falta de interés del presidente municipal, José Esquivel Vargas, quien no se presentó a una reunión prevista con los uniformados en la que expondrían su molestia por dos años consecutivos sin tener la celebración del Día del Policía, aumento salarial ni cambio de grado; sin embargo, denunciaron un exorbitante descuento en sus prestaciones de fin de año.


Como fue informado anteriormente, un grupo de efectivos policiales planteó en primera instancia su descontento ante el regidor comisionado de Seguridad Pública, Francisco Gracia Muñoz, a quien reprocharon las omisiones del Ayuntamiento hacia las necesidades de la corporación.
Los guardianes del orden manifestaron su molestia debido a que por segundo año consecutivo no fueron reconocidos por parte del Ayuntamiento por el Día del Policía, de tal forma que contrario a las administraciones pasadas, no hubo ascenso de grado, aumento salarial ni estímulos económicos.
Aunado a ello, los gendarmes reclamaron haber tenido descuentos exagerados en sus prestaciones de fin de año, por lo que exigieron una explicación y devolución de los recursos, ya que el descuento no cuadra con los tabuladores actualizados.
Debido a que el reclamo fue en vía pública, el regidor se comprometió a programar una reunión entre los uniformados y el presidente municipal, José Esquivel Vargas, en el estacionamiento trasero del Palacio Municipal.
Esperanzados de que el Edil resolviera sus inquietudes, los elementos policiacos acudieron a la cita; sin embargo, Esquivel Vargas no se presentó, arribando únicamente el regidor Francisco Gracia y el secretario particular, Dalton Gómez, por lo que tras varios minutos de espera se retiraron sin solucionar algo.
De acuerdo con los inconformes, representantes del Ayuntamiento solicitaron la conformación de una comitiva integrada por máximo cinco policías, para que en breve se programe una reunión privada con el Edil y se busque una solución a los reclamos, aunque temen que nuevamente sean engañados.