Imprimir

Se desata conflicto vecinal

Por disputa de límites en dos predios

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 30 de diciembre.- La disputa de límites de dos predios contiguos ha generado un conflicto vecinal, a tal grado de ser necesaria la presencia policiaca para evitar que la situación empeorara luego de que una de las partes involucradas ordenó la destrucción de una obra en construcción pese a que la agraviada cuenta con la documentación que la acredita como legítima propietaria de la superficie en disputa.


Según se pudo confirmar, a las 13:00 horas de hoy, elementos de la Policía Quintana Roo arribaron a una vivienda ubicada en la Diagonal 63 con calle 80, en la colonia Francisco May, ante el reporte de disturbios entre colonos tras derribar una obra en plena construcción.
María del Socorro Báez Palomo indicó que desde hace más de 41 años que habita el predio y alegó contar con documentos que la acreditan como legal posesionaria del terreno; sin embargo, confirmó que su vecina inició un pleito desde hace aproximadamente 10 años al invadir una superficie de alrededor de 70 metros cuadrados, lo que motivó que iniciara un conflicto judicial.
La entrevistada indicó que la tarde de ayer, al encontrarse fuera de la ciudad, fue notificada que un grupo de trabajadores derribó una barda perimetral en el costado Sur de su predio, presuntamente por órdenes de los vecinos contiguos, causando daños estructurales en una vivienda en proceso de construcción.
La agraviada, de 70 años de edad, confirmó que acudió ante la Vicefiscalía de la Zona Centro para interponer la demanda correspondiente, pero grande fue su sorpresa al percatarse que este miércoles los obreros retornaron para continuar con el derribo de la barda que delimita ambos predios, razón por la cual solicitó la presencia policiaca.
Los uniformados exhortaron a la presunta agraviada a solicitar ante las autoridades ministeriales una orden de protección, en tanto se continúan las diligencias del litigio sobre los límites de ambos predios.
Báez Palomo presentó a los uniformados un documento de sentencia a su favor emitido por el Juzgado Civil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Felipe Carrillo Puerto, que presuntamente les reconoce que no existe alguna afectación de invasión al predio contiguo, por lo que tal parece que la barda que les fue derribada estaba dentro de los límites de su propiedad.