Imprimir

Casas de empeño, salvación

 

En las últimas semanas registran alza considerable en la afluencia de pignorantes

Tony BLANCO

JOSE MARIA MORELOS, 5 de junio.- Las casas de empeño de José María Morelos registran un alza en las últimas semanas; familias enteras acuden a estos negocios a empeñar o pedir préstamos, aunque se endeuden con elevados intereses que luego sólo lesiona más su economía.

Esto se debe a la falta de empleos y la pérdida del poder adquisitivo, lo que ocasiona un crecimiento gradual en la demanda de empeños en negocios que ofrecen préstamos. En este año en José María Morelos se ha reflejado una cartera superior comparado con los últimos años.

El encargado de una de las casas de empeño en la demarcación, Jacobo Uribe Tun, indicó que este incremento se reflejó desde la cuesta de enero, y se prolongó hasta la mitad del año por distintos factores, como lo es la pérdida del poder adquisitivo.

“Ahorita es cuando más necesitan los clientes, muchos acuden para empeñar porque no tienen dinero. Está subiendo la cartera desde el inicio del año, por el momento igual la demanda no ha disminuido, sino al contrario, sube. En los poblados solicitan de entre dos mil pesos en efectivo, y los de aquí de la cabecera municipal llegan hasta los cinco mil pesos”, expresó.

Explicó que al día se registra la captación de más de 25 personas que solicitan la aprobación de un préstamo a cambio de alguna joya o artículo de valor, la cantidad que regularmente requieren van desde los tres hasta los cinco mil pesos, de hecho, remarcó, en muchos de los casos, las familias, tras vivir una situación económica complicada, olvidan definitivamente sus prendas.

 

Uribe Tun dijo que en José María Morelos casi el 30 por ciento de los ciudadanos, al no contar con el recurso para liberar el artículo empeñado, prefieren darlo por perdido, pese al costo actual, lo que deja en evidencia que la crisis económica en el municipio cada día se agudiza por la falta de empleos y poder adquisitivo.