Garantizado, mejor servicio

Con correcta medición del consumo

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 17 de agosto.- El programa de micromedición de agua potable en la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto promueve el uso responsable y racional del recurso, garantiza la preservación del vital líquido y el servicio para la población de la Zona Maya, que pagará solamente el agua que consuma, como parte de las acciones conjuntas de los Gobiernos del Estado y Federal para avanzar en el Programa Nacional Hídrico (PNH 2014-2018) y el Plan Quintana Roo 2011-2016, en pro del recurso más importante: El agua.

En este sentido, la directora general de la CAPA, Paula González Cetina, explicó que una familia integrada por cuatro o cinco personas consume un promedio de 10 metros cúbicos de agua, cifra que equivale a 10 mil litros del líquido vital al mes para realizar sus labores cotidianas; parámetro para medir cuándo se está haciendo uso indebido del recurso o cuándo existe alguna anomalía en las instalaciones de los usuarios, como muchas veces ocurre.
Dijo que la CAPA está atenta de todos los usuarios que ya tienen micromedidor de agua en Felipe Carrillo Puerto, y ofrece asesoría técnica gratuita para que en caso de presentar altos consumos se proceda a la revisión de instalaciones, y si se registra alguna fuga o avería los usuarios tendrán un plazo de hasta tres meses para corregir, previo acercamiento a las oficinas del organismo operador.
González Cetina puntualizó que el programa de micromedición impulsa una mejor conciencia sobre la importancia de medir el agua con instrumentos útiles que permiten saber con exactitud lo que consumen los usuarios, lo que repercute en un mejor servicio para todas las familias y aumenta la posibilidad de llevarla hasta donde más se necesite.
En la ciudad de Felipe Carrillo Puerto, el organismo operador cuenta con seis mil 543 usuarios, de los cuales más del 50 por ciento ya tiene medidor de agua. Igual se tiene contemplada la instalación de mil 220 medidores más en las colonias Cecilio Chi, Lázaro Cárdenas, Plan de Ayala y Plan de Ayutla, con una inversión de dos millones 500 mil pesos.
Finalmente, recalcó que el tiempo al acceso fácil del agua ha concluido, ya que ahora hay que enfrentarse a grandes desafíos técnicos y financieros para aprovechar el líquido, por lo que hizo un llamado a la población para que se sume y genere conciencia en relación a la importancia del uso de medidores, que lejos de afectar su economía familiar motiva a desarrollar mejores prácticas en pro del uso responsable del recurso más importante para la vida, con beneficios para los más de 18 mil usuarios en todo el municipio de Felipe Carrillo Puerto.