Imprimir

Muerto en un arroyo

 Localizan a joven desaparecido

 

Omar AC

BACALAR, 27 de julio.- En las aguas de un arroyo ubicado en las inmediaciones de la localidad de Miguel Hidalgo fue localizado el cuerpo de un joven que desapareció el domingo pasado cuando salió a pasear en la motocicleta de su padre. El hallazgo

de los restos mortales fue hecho por una cuadrilla de habitantes de dicha localidad.
Los hechos sucedieron a eso de las 11:00 horas de ayer cuando a través del número de emergencias elementos de la Policía Quintana Roo tuvieron conocimiento de una persona sin vida flotando a las orillas de una arroyo ubicado en las inmediaciones del poblado de Miguel Hidalgo, municipio de Bacalar.
Por lo anterior los guardianes del orden acudieron al sitio y entrevistaron a los familiares del joven fallecido, de iniciales O.O.A.C., de 23 años de edad, quien había estado desaparecido desde la mañana del domingo.
Según los familiares, la mañana del domingo el ahora occiso salió de su vivienda en la motocicleta de su padre. Refirieron que iría a visitar a varios de sus familiares, pero al entrar la noche ya no retornó a su casa.
A medida que cayó la noche entraron en preocupación y fue que salieron a buscarlo con un grupo de pobladores, siendo que localizaron abandonada la motocicleta a una orilla que cruza el mencionado arroyo.
Al momento que los pobladores levantaron la moto y la revisaron descubrieron que el tablero del vehículo de dos ruedas tenía un orificio, al parecer de proyectil de arma de fuego.
Esa tarde solo localizaron la motocicleta y debido a la densa oscuridad decidieron retornar a sus viviendas para descansar y fue que al día siguiente al regresar a la zona en donde hallaron la moto, encontraron nueve casquillos percutidos calibre 9 milímetros y como a 50 metros de ese sitio, en las aguas del arroyo, el cuerpo sin vida de O.O.A.C.
Elementos de la Policía Ministerial y personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado acudieron al sitio y una vez que concluyeron con sus diligencias ordenaron el levantamiento del cadáver para luego enviarlo a la morgue para la necropsia de ley.
Finalmente la Policía Ministerial inició con las investigaciones correspondientes para el esclarecimiento de los hechos.