PGJE busca a ladrones

Tras millonario atraco de cajeros en muelle de cruceros de Mahahual

Omar AC

A pesar de que los apoderados legales de los cajeros robados no han interpuesto denuncia alguna en la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la Policía Ministerial sigue de oficio las investigaciones del robo registrado la madrugada del pasado domingo en las inmediaciones de la terminal marítima del Puerto Costa Maya, aunque por otra parte también se supo que el caso es del fuero federal y de manera directa le corresponde llevar los trabajos de investigación a la Procuraduría General de República.

La Policía Ministerial ya inició con la carpeta de investigación y realiza las investigaciones correspondientes para dar con el paradero de los delincuentes.
De igual manera se supo que personal de la Dirección de Servicios Periciales de la PGJ trabaja en las huellas dactilares que los ladrones dejaron en varias partes de la zona en donde se encontraban los cajeros automáticos, mismas que podrían dar un gran avance en las investigaciones.
Por otra parte se pudo establecer que directamente le corresponde llevar a cabo las investigaciones a las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR), debido a que la zona en donde se cometió el millonario robo está situada en un área federal, pero al parecer hasta el momento la parte afectada no ha acudido a dicha dependencia federal a interponer su querella.
Hasta el momento se desconoce el monto del dinero que contenían ambos cajeros, pues como se ha informado uno contenían pesos mexicanos y el otro una buena cantidad en dólares americanos.
Como se recordará los hechos fueron reportados alrededor de las 03:00 horas de la madrugada del pasado domingo, pues un comando con fusiles de asalto llegó a bordo de tres vehículos y cometió un robo con violencia en la terminal marítima en el Puerto Costa Maya, en el poblado de Mahahual.
Las autoridades de la Marina fueron los primeros en llegar al lugar y acordonaron el área y minutos después permitieron el acceso a las autoridades ministeriales, quienes fueron informados por los guardias de seguridad que los ladrones los ataron y encerraron dentro de un cuarto de la caseta.
Explicaron que luego de varios minutos se libraron de las ataduras y descubrieron que los dos cajeros automáticos fueron arrancados de su base por completo.
Los vigilantes informaron que los delincuentes huyeron a bordo de una camioneta tipo Town and Country, de color gris, así como en un auto compacto tipo Chevy, color gris con placas del Distrito Federal, y una camioneta tipo Liberty.