Imprimir

Hoy deberán desalojar

Paradero de la Belice, operadores de combis del Suchaa

Mayra CERVERA

Autoridades de Ayuntamiento y de Tránsito del Estado notificaron a la dirigencia del Sindicato Unico de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa) para que a más tardar hoy por la noche los operadores de las combis de ese gremio dejen de utilizar el sitio o paradero ubicado en la avenida Belice.

Hoy el paradero -en el carril de Norte a Sur- que usan seis de las 10 rutas de las combis urbanas, será señalizada para que sea utilizado por los camiones de la nueva concesionaria del transporte urbano municipal.
Y los vehículos que se estacionen o recojan pasaje en ese lugar, serán infraccionados por infringir el Reglamento de Tránsito y la nueva señalización establecida.
El líder del Suchaa, Rafael Cetina Galván, advirtió que los operadores que se nieguen a dejar el paradero o infrinjan la nuevas señales de tránsito deberán enfrentar su responsabilidad.
Insistió en que 50 concesionarios y operadores de combis urbanas, han aceptado ser reubicadas del paradero del mercado “Ignacio Manuel Altamirano” y sólo un pequeño grupo ha iniciado un movimiento “sin sustento” para rechazar la medida.
Se refirió a la movilización que algunos trabajadores del volante realizaron al pintar leyendas de rechazo a la propuesta de instalar una parte el sitio de las combis urbanas en la avenida Mahatma Gandhi, entre Belice y Juárez para dejar la avenida Belice a los nuevos camiones del transporte urbano.
Y dijo que fue promovida por un grupo minoritario que incluso forman parte de las rutas Del Bosque, Uqroo, Las Américas y Calderitas, que no serán removidas y que continuarán haciendo paradero al interior del sitio de taxis, en la calle Belice detrás del museo de la cultura maya.
Asimismo, Cetina Galván dijo que los operadores disidentes incluso presionaron a los operadores de las combis propiedad del sindicato para pintar las leyendas en los vehículos del gremio.
Y al llamar a los operadores a no dejarse engañar por estos seudo líderes, advirtió que cada uno deberá asumir la responsabilidad de las acciones ilegales que realicen al negarse a dejar el espacio que por Ley le corresponde al transporte urbano.