Laguna Makax, cementerio

Piden a las autoridades su intervención ante “foco de infección”

Lanrry PARRA

ISLA MUJERES, 20 de septiembre.- La contaminación en la laguna Makax, principal centro de concentración de marinas locales y punto de refugio de embarcaciones en caso de huracán, cada vez es mayor, ya que se presume que recibe una gran cantidad de descargas desde las letrinas de las decenas de embarcaciones que permanecen en el lugar.

Esta contaminación pudiera convertirse en un caso verdaderamente crítico, en dado de que se empezara registrar el derrame de hidrocarburos proveniente de decenas de embarcaciones que se encuentran abandonadas en este mismo sitio, algunas de las cuales están semihundidas y otras definitivamente están en el fondo de la laguna.
Los propietarios de las marinas locales explicaron que desafortunadamente nunca ha existido vigilancia sobre las lanchas de pesca y yates de recreo de gran calado en cuanto a la descarga de sus aguas residuales o aguas negras.
Indicaron que ante esto, es lógica la consecuente la contaminación de esta laguna, lo que desde luego está generando molestia e inconformidad entre los dueños de los atracaderos y los mismos marineros y capitanes de las diferentes embarcaciones.
Esta situación es tan grave, al grado que existen comentarios sobre la derrama de las aguas residuales y aguas negras desde las embarcaciones, que señalan que ven pasar las heces fecales flotando a costado algunas embarcaciones fondeadas a lo largo de la laguna.
En cuanto a las embarcaciones abandonadas en esta laguna, se pueden contar por decenas, sobre las cuales se presume que todas ellas cuentan con residuos de combustible, por lo que se considera que son un riesgo latente de contaminación.
Indicaron que desde hace algún tiempo, la autoridad portuaria ha dejado de lado esta problemática, que se prevé que pudiera derivar en un foco muy peligroso de contaminación que pudiera afectar a toda la laguna y su decenas de concesionarios que tienen espacios para dejar sus embarcaciones de trabajo, recorrido turístico y de recreo.
En este sentido, urgen que se tomen cartas en el asunto antes que este problema, que consideran una bomba de tiempo, se salga de las manos de las autoridades correspondientes, al grado que se vean en la obligación de sancionar a los propietarios o dueños de las embarcaciones abandonadas.