Surge malestar de paterfamilas

Por la restricción de alimentos

Lanrry PARRA

ISLA MUJERES, 5 de septiembre.- Debido a la restricción de la dirección de la escuela secundaria “Benito Juárez” al no permitir la venta de alimentos a la entrada del plantel educativo, se generó una serie de manifestaciones de algunos padres de familia en contra de la dirección del mismo.

Los padres de familia argumentan que la dirección de la escuela secundaria “Benito Juárez” les impide llevarles alimentos a sus hijos a la hora del receso y que con ello se les obliga a los niños a comprar en la cooperativa de la escuela.
Indicaron que con esta medida de la escuela, se incrementa su gasto familiar y de paso se engrosa las ganancias del plantel educativo.
Al respecto, el personal de la escuela informó que esta medida de ninguna forma va dirigida a los padres de familia y que en ningún momento se busca lesionar la economía de las amas de casa.
Explicaron que lo que se busca es erradicar el ambulantaje en la puerta de la escuela, ya que desde las ocho de la mañana a los estudiantes ya se les están ofreciendo frituras con picante, frutas con limón y chile y todo tipo de golosinas, lo que puede derivar en algún afectación hacia la salud de los alumnos.
Añadieron que sumado a esto, algunas amas de casa han tomado como costumbre llevar alimentos, como tortas, tacos, burritas, entre otras cosas, para vender en la puerta del plantel educativo, pero que esa práctica ya resulta una especie de “plaga”, por que cada día son más.
Señalaron que para evitar que se siga dando este tipo de acciones, implementaron una especie de valla con cinta amarilla para evitar que los estudiantes se aglomeren en la reja de la entrada y para persuadir a estos vendedores de alimentos.
Desde luego, esta medida también afectó a algunos pequeños negocios que se encuentran en las cercanías de la escuela, ya que los mismos propietarios se acercaban a entregar los “pedidos” de los estudiantes, lo que ahora ya no podrán hacer.
El personal de la escuela secundaria “Benito Juárez” dijo que es urgente que el personal de la Secretaria de Salud o la dirección de Fiscalización tome cartas en el asunto, ya que este problema puede salirse de control.