Imprimir

Descubren un colmillo intacto de mamut

 En lo profundo del Océano Pacífico

 

CIUDAD DE MEXICO, 27 de noviembre.- Durante una expedición submarina en el Océano Pacífico, a 300 km de la costa de California, un grupo de científicos ha recogido una muestra animal inesperada.

Se trata de un antiguo colmillo de mamut que yació miles de años a una profundidad de 3 kilómetros bajo el mar y que ha sorprendido a los expertos por su inédita conservación y ubicación.
El colmillo de 90 cm de largo perteneció a un mamut colombino (Mammuthus columbi), una especie que habitó América del Norte (entre Estados Unidos y México). Según National Geographic, esta prehistórica bestia se caracterizó por desafiar al oleaje con su nado, llegando incluso a habitar islas remotas hasta que su linaje se encogió en un fenómeno llamado enanismo insular. Asimismo, poseían menos pelaje que sus parientes lanudos en los territorios gélidos.
“Todavía me cuesta creer cómo estuvo allí durante milenios sin ser destruido o enterrado antes de que lo encontráramos”, señaló Steven Haddock, científico senior del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey (MBARI, por sus siglas en inglés) y quien dirigió la incursión acuática. Esta misma institución informó el hallazgo a través de un comunicado de prensa.
En 2019, el mismo equipo recogió un fragmento de este ejemplar de canino; sin embargo, recién en junio de 2021 se sumergieron nuevamente para obtenerlo por completo.
Un misterioso colmillo bajo el mar
A diferencia del resultado mortal que el ambiente frío y de alta presión marina causa en los humanos, se cree que estas mismas condiciones mantuvieron el colmillo en buen estado por tanto tiempo, según indica Daniel Fisher, un paleontólogo especialista en el estudio de mamuts y mastodontes.
Asimismo, Fisher señala que si bien otros colmillos también han sido hallados bajo el mar, solo fueron “a unas decenas de metros” y no a kilómetros de profundidad.
Otras interrogantes sueltas son su fecha exacta y cómo llegó a parar allí. Según un análisis preliminar de la desintegración radioactiva natural del colmillo, este tendría dataría de hace más de 100 mil años. No obstante, el equipo cree que una tomografía computarizada arrojará una fecha más exacta, así como la composición de su estructura interna.
De confirmarse esta edad, se trataría del colmillo más antiguo hallado en América del Norte.
Más complicado aún es conocer cómo llegó el colmillo a aquel lugar. Por esa razón, los investigadores sostienen que un análisis de ADN podría revelar cómo los mamuts colombinos dominaron Norteamérica, cómo fue su entorno de vida y qué otras costumbres tenían como especie.
“Los restos de mamut de la América del Norte continental son particularmente raros, por lo que esperamos que el ADN de este colmillo sirva para refinar lo que sabemos sobre los mamuts en esta parte del mundo”, dijo Beth Shapiro, profesora de ecología y biología evolutiva que colaboró en la expedición del MBARI.
“Nuestro trabajo de examinar este emocionante descubrimiento recién está comenzando y esperamos compartir más información en el futuro “, concluyó Haddock.