Imprimir

Llamado.

El del Gobernador Carlos Joaquín González a cuidar a los turistas para que sean ellos los que de boca en boca promocionen en sus países

los inigualables atractivos del Caribe mexicano, es el que deberán atender puntualmente las y los quintanarroenses, a fin de poder continuar con la recuperación de la llamada “industria sin chimeneas” y el fortalecimiento de la economía estatal.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, Toni Chávez, quien tras realizar junto con el jefe del Ejecutivo una evaluación de la temporada vacacional de Semana Santa, la cual rebasó todas las expectativas en cuanto al arribo de visitantes nacionales y extranjeros, señaló que el sector privado está entusiasmado, por lo que continúa trabajando fuerte para que se siga reactivando el sector turístico y los destinos de la entidad, puntualizando que luego de los resultados de las últimas dos semanas, el próximo Verano se vislumbra bastante bien en materia de ocupación.
En este sentido, el dirigente empresarial indicó que el tema del sargazo en esta temporada, que va de abril a octubre, ha dado lecciones que se han aprendido desde que llegó por sorpresa y no se sabía qué significaba ni cómo atenderlo, siendo que, al día de hoy, gracias a los esfuerzos conjuntos que se han realizado, se tienen prácticas que ayudan a su manejo mucho más efectivo, tanto en la limpieza de playas como en las campañas de promoción que están llevando a cabo la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur) y el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ) en torno a que sí hay sargazo, pero no todos los días ni en todas las playas.
Al respecto, el ya citado explicó que, junto con Tulum, ya están cerca de las 52 mil habitaciones en la Riviera Maya, con 446 hoteles, y eso significa el 44% de todas las habitaciones que hay en el Caribe Mexicano, siendo que, como bien lo señaló el mandatario, hay muchas perspectivas de éxito para el destino, mismas que le permitirán mejorar su producto turístico y para tener mejores ocupaciones.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a la importancia de seguir manteniendo a Quintana Roo como un sitio hospitalario, saludable y enteramente seguro.
¿No lo cree así, amable lector?