Tendencia.

La que prevalece en el mundo sobre los vuelos de corta distancia ante las restricciones por la pandemia provocada po

r el coronavirus (covid-19), es la que le vino como anillo al dedo a Cancún, al colocarse en el sitio de honor del Top 10 de los destinos internacionales con mayor preferencia en Estados Unidos para este Verano 2022.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, de acuerdo con Allianz Partners, una reconocida empresa de asistencia que abarca la industria del turismo, Cancún está por arriba de San José del Cabo, Aruba, Montego Bay (Jamaica), Punta Cana, las Bahamas, Turks and Caicos, las Islas Vírgenes y Costa Rica, los cuales son los 10 destinos que, al día de hoy, están monopolizando la demanda de viajes para la próxima temporada vacacional de Verano.
En este sentido, no se puede perder de vista que en Quintana Roo la recuperación de la conectividad aérea fue clave para enlazar de nuevo a la entidad, durante el 2021, con más de 100 ciudades en el mundo, siendo que las labores de promoción, la percepción de seguridad sanitaria y de tranquilidad han logrado permear entre los mercados internacionales cuyos turistas, por encima de todo, prefieren viajar al llamado “corazón” del Caribe mexicano para disfrutar de sus inigualables atractivos.
Al respecto, cabe señalar que la actual temporada de Semana Santa inició con una afluencia turística 36% superior a la que se registró el año pasado y que existen excelentes proyecciones para lo que resta del 2022, destacándose que en cuanto a las medidas sanitarias, la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), a cargo de Bernardo Cueto Riestra, lanzó nuevamente la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas (CPPSIT), con la que establecimientos y prestadores de servicios contarán nuevamente con el beneficio de obtener el sello Safe Travel del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).
Con base en lo anterior, no queda más que subrayar la importancia de que Cancún se mantenga en la preferencia de los turistas nacionales y extranjeros, ya que esto significa crecimiento económico, generación de empleos, más recursos, más ingresos y un mejor nivel de vida para las miles de familias que dependen de la llamada “industria sin chimeneas” en la entidad.
¿No lo cree así, amable lector?