Merecido.

Y en toda la extensión de la palabra, fue el reconocimiento público que hizo ayer el Gobernador Carlos Joaquín González a las doctoras

y los doctores que todos los días dan lo mejor de sí, de sus conocimientos, de su preparación y de su formación, para ayudar a los demás y, sobre todo, para salvar las vidas de sus prójimos.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue en el marco de la entrega de la Medalla al Mérito Médico “Dr. Jorge Ariel López Herrera” a la doctora Norma Alicia Urzúa Rodríguez, durante sesión solemne de la XVI Legislatura del Congreso del Estado, en el que el jefe del Ejecutivo destacó que el trabajo conjunto de la sociedad fue el que permitió salir adelante en los tres principales desafíos propuestos para afrontar la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19): Salvar vidas, recuperar los empleos perdidos y estar preparados para la recuperación económica.
En este sentido, el mandatario, al tiempo que expuso que las doctoras y los doctores de Quintana Roo han puesto su servicio profesional a favor de los que lo necesitan, primordialmente ante el embate de un virus que sigue entre nosotros y que no parece dar tregua, felicitó también a los servicios médicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Secretaría de Marina (Semar) y del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), así como a las dependencias municipales de salud.
Al respecto, Joaquín González, quien también destacó el trabajo de los jóvenes voluntarios que participaron solidariamente para apoyar en las zonas más afectadas por la pandemia en labores de prevención, de orientación, de recolección y repartición de víveres, sostuvo que si bien tenemos logros importantes, no debemos bajar la guardia, menos aun cuando, al día de hoy, es necesario redoblar esfuerzos en la prevención del sobrepeso y la obesidad; prevenir y atender con más eficacia la diabetes, los cánceres y las enfermedades cardiovasculares; frenar el embarazo de niñas y adolescentes, así como seguir cuidándonos de la pandemia que aún no termina.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a su firme confianza de que la comunidad médica continuará haciendo la parte que le corresponde en la construcción de un Quintana Roo más justo, solidario, incluyente y sano.
¿No lo cree así, amable lector?