Pauta.

Es la que hoy está marcando Quintana Roo como uno de los primeros Estados del país en donde la Secretaría de Seguridad Pública

(SSP) mantiene una estrecha coordinación con los municipios, a fin de otorgarles recursos de asistencia en la profesionalización y certificación de los investigadores que integran las unidades de Asuntos Internos de sus corporaciones policiacas, lo cual, indudablemente, permitirá que cada uno de estos, en caso de que así se requiera, lleve a cabo procedimientos apegados estrictamente al estándar nacional.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue la propia dependencia la que informó que el Estado está trabajando muy fuerte en el tema de la profesionalización para contar con investigadores certificados, y es así como en el Complejo de Seguridad C5 Quintana Roo, se realizaron mesas de trabajo en las que participaron representantes de la oficina de Asuntos de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por sus siglas en inglés), y certificadores nacionales de los Estados de Yucatán y Chihuahua.
En este sentido, no se puede perder de vista que en estas mesas se efectuaron labores de orientación para la implementación del estándar de competencia EC1152: “Investigación de Posibles Transgresiones al Régimen Disciplinario en Asuntos Internos”, el cual está avalado y reconocido por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y el Comité Nacional de Normalización y Certificación de Competencias (Conocer).
Al respecto, tampoco se puede soslayar que este estándar de competencia es referente a todas las actividades que el investigador de Asuntos Internos lleva a cabo durante su función de indagar sobre cualquier transgresión al régimen disciplinario, entre las que figuran la planeación de la averiguación, la ejecución de la misma mediante la recopilación de información, visitas de campo, entrevistas, entre otros que desemboquen en la elaboración de un informe detallado del caso de que se trate.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que estas acciones que continúa emprendiendo el Estado, a través de la Secretaría de Seguridad Pública, abonen a que los cuerpos policiacos mantengan su actuar en el marco de la legalidad, la objetividad, la eficiencia, el profesionalismo, la honradez y el irrestricto respeto a los derechos humanos.
¿No lo cree así, amable lector?