Franco.

Así fue el llamado que hizo ayer el Gobernador Carlos Joaquín González a los habitantes del área rural de la entidad

a mantener el ritmo de trabajo, de emprendimiento, de avance y de talento, a fin de que el campo tenga precios competitivos y mejores condiciones en ganadería y en agricultura.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo, en un recorrido que realizó ayer por el municipio de José María Morelos, supervisó la instalación de dos básculas agrícolas de 80 toneladas, una en la comunidad de Candelaria y la otra en la Primera Expo Agroalimentaria 2022, las cuales contribuirán al fortalecimiento de la economía de esta región y a la modernización de las actividades del sector agropecuario, dado que generarán ahorros y precios justos para la producción en beneficio de las familias morelenses que ya no tendrán que viajar a Yucatán o a Campeche, esto sin contar con que, además, el peso correcto evitará mermas en sus ingresos.
En este sentido, el mandatario hizo mención de la recuperación que ha observado el campo ante la pandemia provocada por el coronavirus (covid-19), destacando que aún falta mucho por hacer, por lo que seguirá trabajando hasta el último día de su mandato, para disminuir las desigualdades, para que las mujeres tengan mejores posibilidades de desarrollo, para que puedan tener su propia economía y, con ello, alcanzar la sociedad igualitaria que todos queremos.
Al respecto, Joaquín González, luego de recordar que José María Morelos tiene una tradición y vocación productiva desde sus orígenes como campamento chiclero, referente maderero y hoy potencia agrícola, pecuaria, forestal, artesanal y ecoturística, con tierras mecanizadas, plantaciones de cítricos y frutales, además de riquezas naturales como selva y lagunas, señaló que las citadas básculas beneficiarán a 600 productores.
Con base en lo anterior, y dado que José María Morelos es hoy por hoy el principal productor de alimentos en el Estado de Quintana Roo y abastece a gran parte del mercado local, nacional e, incluso, exporta sandía, limón persa y miel a Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, justo es reconocer los esfuerzos que se están haciendo para que su gente mejore su economía y, en consecuencia, pueda disponer de una mejor calidad de vida.
¿No lo cree así, amable lector?