Imprimir

Fundamentales.

Así han resultado las más de 18 mil verificaciones que la Secretaría Estatal de Salud (Sesa), a través de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios,

ha realizado a lo largo de la pandemia provocada por el coronavirus (covid-19), siendo que las mismas, sin lugar a dudas, han contribuido a que hoy la entidad esté en color verde en el semáforo epidemiológico estatal, lo que le permite avanzar más rápido en su crecimiento económico.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, dichas verificaciones fueron soporte y acompañamiento para que los hoteles, restaurantes, comercios y demás establecimientos se mantuvieran al día en el cumplimiento de las disposiciones de salud en beneficio de la gente, y es así como la citada dirección participó en los operativos conjuntos que se realizaron con la Policía Quintana Roo, el Sistema de Administración Tributaria (SATQ) y las direcciones de Fiscalización de los Ayuntamientos, lo cual ayudó a mitigar los riesgos de contagio por covid-19.
En este sentido, su titular, Carlos Ortiz Velázquez, destacó que la colaboración de los empresarios fue importante y que las verificaciones representaron prácticamente una certificación que garantizó a sus clientes el cuidado de la salud, precisando que hubo casos en los que se necesitó aplicar medidas restrictivas, sobre todo en lo que se refiere a algunas fiestas clandestinas y por sobrepasar el horario permitido para operar.
Al respecto, el funcionario señaló que, aún con el semáforo verde, los operativos de verificación continúan de forma normal y con base en las facultades que le otorga la Ley a las autoridades sanitarias, las cuales en todo momento han contado con el apoyo del sector empresarial, a fin de cumplir estrictamente con los protocolos establecidos y, en consecuencia, evitar cualquier riesgo.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que todos continúen poniendo de su parte para que Quintana Roo se mantenga en verde, y así los  negocios puedan disponer de mayores aforos y más horas de servicio, lo cual, invariablemente, habrá de contribuir a generar más empleos y mejorar los ingresos de las y los quintanarroenses.
¿No lo cree así, amable lector?