Certeza.

La que ofrece el Caribe mexicano para las inversiones de primer nivel, es la que puso de manifiesto el Gobernador Carlos Joaquín González

al inaugurar la Shark Tower de Puerto Cancún, obra que está llamada a ser un emblema para Quintana Roo.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el jefe del Ejecutivo fue claro al afirmar que la confianza de los empresarios en la entidad, ya no sólo en plena emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19), sino ahora, en franca etapa de recuperación, se refleja en la inauguración de este proyecto de la familia Dauajare, a la cual reconoció por su visión ante el crecimiento que está observando el mercado turístico.
En este sentido, el mandatario, al tiempo que explicó que hoy se está avanzando en el fortalecimiento de la economía quintanarroense, y es así como de nuevo se registra una importante llegada de visitantes nacionales y extranjeros, refirió que, a la fecha, la ocupación hotelera está por arriba del 85 por ciento, en razón de que el aeropuerto internacional de Cancún continúa manteniendo un promedio diario de entre 500 y 600 operaciones, esto sin contar con que también ya están regresando los cruceros a Cozumel y Mahahual, lo cual, sin lugar a dudas, le ha permitido al Estado apuntalar su liderazgo en la generación de empleos en el país, con los beneficios que esto conlleva para miles de familias.
Al respecto, Daniel Dauajare Johnson, desarrollador de Shark Tower, destacó que este edificio en forma de aleta de tiburón representa una inversión de 127 millones de dólares y que con el mismo se busca, además, contribuir a salvar a esta especie en peligro de extinción, a través de la fundación “Saving Our Sharks”.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por el Gobernador en cuanto a los grandes esfuerzos que se están realizando para mantener al Caribe mexicano como un destino confiable para la atracción de inversiones que apuntalen el desarrollo turístico e inmobiliario de la entidad y, con ello, se puedan crear más puestos de trabajo y mejorar notablemente los ingresos de la población.
¿No lo cree así, amable lector?