Escuelas.

Las dos mil 199 del nivel de educación básica, son las que ya están en óptimas condiciones para el regreso presencial a clases,

a partir de mañana lunes en los 11 municipios de la entidad.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el titular del Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (Ifeqroo), Abraham Rodríguez Herrera, quien informó que aún hay 38 planteles de dicho nivel en los que se continúa trabajando para que reúnan las condiciones que requiere el alumnado, lo cual podría demorar unos días más, en razón de la gravedad de los daños que sufrieron al ser vandalizados durante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (covid-19).
En este sentido, el antes citado explicó que cinco de esas 38 escuelas presentan afectaciones serias en materia de electricidad, como la pérdida de medidores, de los sistemas de energía de media tensión y los trámites de contratos para llevar a cabo los trabajos de rehabilitación, lo cual ya se está atendiendo en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Al respecto, el funcionario, al tiempo que indicó que actualmente se está trabajando con recursos de diferentes programas como el del Fondo de Aportaciones Múltiples (Básico y Potenciado), así como el de Infraestructura Social para las Entidades (FISE), los cuales tienen un plazo de ejecución y son parte del programa de mantenimiento anual del Ifeqroo para la atención de las escuelas, reiteró que las labores de rehabilitación de las mismas no impiden que puedan abrir sus puertas, ya que, además de que no tienen problemas en baños, agua potable, energía eléctrica o salones de clases, lo que se está haciendo primordialmente es la impermeabilización de techos, el cambio de lámparas, ventiladores, el mejoramiento de las bardas perimetrales y los pórticos, entre otros.
Con base en lo anterior, y dado que a futuro se trabajará en otros 62 planteles, como lo requirió recientemente la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), no queda más que esperar que este regreso a las aulas, con la participación de todos los involucrados, transcurra sin mayores contratiempos.
¿No lo cree así, amable lector?