Imprimir

Sostenibilidad.

La de los sistemas de producción de alimentos en Quintana Roo es la que, al día de hoy, está totalmente garantizada, gracias a la inversión de casi 196 millones de pesos que, en los últimos cinco años,

dispuso el Gobernador Carlos Joaquín González en materia de sanidad e inocuidad agroalimentaria.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe), Luis Torres Llanes, quien explicó que dichas acciones, realizadas por los Gobiernos Federal y estatal para apoyar a los productores agrícolas, pecuarios, pesqueros y acuícolas, primordialmente del Sur, se orientan a la prevención y a la erradicación de enfermedades vinculadas a especies vegetales, animales y acuáticas, siendo que, además, incluyen capacitación, asistencia técnica, difusión, así como una estricta vigilancia de contaminantes y de residuos tóxicos.
En este sentido, al antes citado indicó que actualmente se mantienen los estatus libres de enfermedades en las demás campañas, llámese las de aves, bovinos, pequeños rumiantes y abejas, destacando que los recursos de este programa se ejercieron a través de tres órganos auxiliares: El Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria de Quintana Roo, el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Quintana Roo y el Comité Estatal de Sanidad e Inocuidad Acuícola y Pesquera.
Al respecto, el funcionario dijo que se está trabajando de manera coordinada entre el Gobierno del Estado, a través de la dependencia a su cargo; la Federación, mediante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), los comités y los productores, a fin de tener una mayor efectividad en la vigilancia epidemiológica de plagas y enfermedades cuarentenarias y no cuarentenarias, subrayando la importancia que revisten las campañas fitozoosanitarias para fortalecer la inocuidad agroalimentaria, acuícola y pesquera.
Con base en lo anterior, no queda más que resaltar lo afirmado por Torres Llanes en cuanto a la firme disposición del Gobernador de, como lo ha venido haciendo desde el inicio de su administración, continuar emprendiendo acciones que abonen a aumentar la competitividad del agro, pero más importante aún, que verdaderamente beneficien a los productores y a sus familias.
¿No lo cree así, amable lector?