Imprimir

Claro.

Así fue el Gobernador Carlos Joaquín González al señalar que Tulum es un municipio que crece muy rápido y, por lo tanto, necesita de forma urgente de orden

y de un desarrollo armónico que le permita tener una mayor seguridad para sus habitantes y para los miles de turistas que año con año lo visitan.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, al atestiguar la entrega de 10 patrullas Pick Up y 6 motopatrullas a la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito de la citada demarcación, el jefe del Ejecutivo exhortó a tener un plan de ordenamiento responsable, de desarrollo social y de cumplimiento de las leyes, a fin de cerrar el paso a la inseguridad y procurar una mejor distribución de la riqueza para evitar la pobreza.
En este sentido, el mandatario, al tiempo que expresó que, de este modo, se podrá avanzar en la recuperación de la imagen de Tulum como un destino exitoso y mundialmente reconocido, insistió que en materia de seguridad, de forma coordinada, se requiere incrementar los esquemas de tecnología con la colocación de más cámaras, a fin de que haya una mayor cercanía con el Complejo de Seguridad C5 Quintana Roo y, con ello, abonar a disminuir los índices de violencia que, lamentablemente con hechos como el ocurrido en días pasados, resulta sumamente perjudicial para el municipio.
Al respecto, el presidente municipal, Marciano Dzul Caamal, luego de darse a conocer que las unidades entregadas servirán para incrementar las labores de patrullaje en el Centro, la carretera Costera y la zona hotelera del municipio, agradeció a Joaquín González por trabajar de manera coordinada con su administración para prevenir el delito en el destino, lo cual, sin lugar a dudas, habrá de ofrecer mejores resultados en beneficio de las familias tulumnenses cuyo sustento depende íntegramente de la industria turística.
Con base en lo anterior, y dado que la entrega de estos vehículos viene a sumarse a las acciones que ya están en marcha para hacer frente a la delincuencia en cualquiera de sus modalidades, justo es reconocer el firme compromiso del Gobernador de continuar trabajando hombro con hombro tanto con las fuerzas del orden como con las autoridades municipales, en aras de devolver a Tulum esa paz social que por siempre lo ha caracterizado.
¿No lo cree así, amable lector?