Imprimir

Intensa.

 


Así fue la labor que desplegaron las más de mil 700 personas que durante la semana que concluyó respondieron a la convocatoria del Gobernador Carlos Joaquín González para hacer frente al recale masivo de sargazo y, con ello, proteger el

sustento de las más de 400 mil familias quintanarroenses que dependen del turismo.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, en dos jornadas de limpieza, las cuales abarcaron las playas públicas de Benito Juárez, Mahahual e Xcalak, sociedad y Gobierno se unieron para recolectar casi 110 toneladas de la macroalga, aplicando los protocolos establecidos para su recolección y disposición final, los cuales se enmarcan en el Protocolo Emergente dispuesto por el jefe del Ejecutivo en nueve zonas y dos islas, mediante la aplicación de recursos del orden de los 15 millones de pesos, provenientes del Fideicomiso para el Manejo Integral de la Zona Costera.
En este sentido, no se puede perder de vista que el pasado sábado, más de 800 personas, entre universitarios y trabajadores de dependencias como la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), de Trabajo y Previsión Social (STyPS), de Seguridad Pública (SSP), la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Oficialía Mayor, levantaron más de 48 toneladas de sargazo tanto en las playas Chac Mool de Benito Juárez y Pescadores de Tulum, así como en más de 200 metros de litoral en Mahahual y frente a la sede de la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp) en el puerto de Xcalak.
Al respecto, tampoco se puede soslayar que el pasado miércoles, integrantes de la sociedad civil y estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), de la Tecnológica de Cancún, de la Unicaribe, del Colegio de Bachilleres, del Conalep y del Cecyte, así como trabajadores del Instituto de Capacitación para el Trabajo (Icatqr) y el Instituto de Movilidad, recolectaron 61 toneladas tanto en Cancún como en Mahahual e Xcalak.
Con base en lo anterior, no queda más que reconocer los alcances del llamado que hizo el Gobernador para combatir al sargazo desde todos los frentes posibles, en tanto la Federación presenta los programas de trabajo que se aplicarán para la contención del mismo en el ámbito de su competencia.
¿No lo cree así, amable lector?