Complicado

Así se vislumbra el panorama al interior del ejido de Juan Sarabia, luego de ponerse al descubierto que, como si no bastara con los conflictos internos que día a día se acentúan entre los directivos del comisariado, ahora resulta que el abogado que atendió el litigio que se le ganó recientemente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de nombre César López, no ha cubierto al fisco los impuestos correspondientes al pago de 6 millones de pesos que recibió por la prestación de sus servicios profesionales.

Y es que tal y como dimos cuenta con oportunidad, una vez enterados de esta irregular situación, un grupo de ejidatarios interpuso una denuncia ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a fin de que se investigue al citado litigante, ya que, a su decir, existe la fundada sospecha de que actuó en contubernio con el actual dirigente del núcleo comunal, Martín Haro Zepeda, para dividirse en partes iguales el 10% de la indemnización que recientemente les hizo efectiva la SCT, luego de la afectación que sufrieron sus tierras con la modernización de la carretera federal Chetumal-Escárcega, la cual, como se recordará, ascendió a la nada despreciable cantidad de 60 millones 400 mil pesos.
En este sentido, los quejosos afirmaron que si bien el jurisconsulto en cuestión no ha dicho una sola palabra sobre la querella en su contra, en declaraciones que ha vertido ante las instancias judiciales, luego del pago del mencionado porcentaje, no sólo ha aceptado que recibió dicha cantidad, sino que, incluso, se dice que ha adquirido algunas concesiones de taxis y que hasta pretende convertirse en un empresario cañero.
Al respecto, se sabe que la inconformidad de los labriegos radica en que para pagarle a César López, a cada uno de ellos se les descontaron aproximadamente 20 mil pesos de la parte que les correspondió de la indemnización arriba señalada, siendo que la actual directiva ejidal, dado que le contrató un servicio, le debió retener los impuestos que generaron sus honorarios, lo cual, como se ha podido comprobar, no se hizo.
Con base en lo anterior, bueno será que este nuevo enredo en Juan Sarabia se lleve a buen término y conforme a derecho, en aras de frenar la que sin lugar a dudas parece una bola de nieve que, a final de cuentas, podría acabar aplastando a todos.
¿No lo cree así, amable lector?