Imprimir

“Cobra” Herrera levanta la mano

Aguarda ansioso el momento de subir nuevamente al ring y retomar su camino a las alturas del boxeo profesional

 

Ulises ARROYO

 

BENITO JUAREZ, 7 de enero.- “Ha sido una muy larga espera, en verdad muy larga; sin embargo, me mantengo optimista en que muy pronto podré subir nuevamente al cuadrilátero para reiniciar mi camino rumbo a las alturas en el boxeo profesional y brindar satisfacciones a toda esa gente que ha depositado su confianza en mí; me refiero a mis promotores, a mis mánagers y auxiliares y por supuesto a mi familia”, comenta el peleador guerrerense Alvino Roberto Herrera Meza.

Con marca invicta de 6 triunfos (3 de ellos por la vía del nocaut) y 2 empates, el llamado “Cobra” Herrera, de 24 años de edad, es uno de los más firmes prospectos de las promotoras “Cancun Boxing” y “Boxing Time Promotions”, empresas con las que firmó contrato hace dos años y las cuales tienen mucha confianza en que logre destacar en una división tan competitiva como es la de peso Pluma (57.200 kilogramos).

“Ya tengo más de un año si pelear, de hecho, el próximo 14 de enero se cumplirá un año y un mes desde que disputé mi más reciente combate, así que estoy ansioso por combatir nuevamente y cuando llegue ese momento vamos a darlo todo, sin escatimar esfuerzos. Definitivamente existen muchos nervios al pensar en la siguiente pelea, pero estamos siempre en preparación; debo recalcar que nunca estoy confiado, pero sí muy seguro de lo que traemos”, puntualiza el oriundo del puerto de Acapulco.

Herrera Meza se encuentra entrenando bajo las indicaciones de su mánager Samuel “Sammy” Uribe Martínez en el nuevo gimnasio “Mad House”, ubicado por el rumbo de El Crucero, donde comparte los aparatos de entrenamientos con otros peleadores estelares como Érik “Pitbull” Gamboa, Luis “Coyote” Salamanca, Pedro “Torito” Tut, Dorely “Gemela” Valente y la ex campeona del mundo de los pesos Completos, Alejandra “Tigre” Jiménez, entre otros.

En cuanto a sus condiciones físicas y técnicas, la “Cobra” asegura que prácticamente está listo para subir al ring en el momento en que se lo indiquen. “Considero que estoy en plenitud de condiciones, me siento fuerte, con gran velocidad, en el peso requerido, listo para pelear”.

Alvino Herrera realiza doble sesión de entrenamientos diarios, por las mañanas se dedica al trabajo de fortalecimiento físico, y las tardes las dedica para la parte técnica y rounds de sparring. Y como señala, “la preparación se cierra en el momento mismo en que ponemos un pie sobre el ring”.

Es muy claro al asegurar que cuando sale a correr lo hace siempre utilizando el cubre bocas y tratando de estar retirado de la gente para evitar algún posible contagio. “Debemos continuar cuidándonos y cumpliendo casa una de las indicaciones de las autoridades de salud, es por nuestro bien y por el de los demás”.