Prevalece acoso escolar

Como un problema grave, especialista

 

Cecilia SOLIS

BENITO JUAREZ, 9 de septiembre.- Iñaki Piñuel, psicólogo terapéutico, destacó que uno de los problemas más graves que surgen entre los niños es el acoso escolar, que si bien no se tienen hasta el momento las cifras y los datos duros

que puedan medir una problemática real, sí se ha determinado que es algo que se vive día con día en todos los planteles del Estado.
Aseguró que los protocolos de convivencia escolar, así como la vigilancia y capacitación de los profesores y personal que tiene contacto con los menores, actualmente han presentado sus fallas en todo México, ya que no previenen el bullying, no se castiga al acosador y se victimiza a los acosados, patrones que afectan a los menores de edad a lo largo de su vida y que los problemas solamente se han podido detectar cuando ya es muy tarde.
“La mayoría de lo que hoy se llaman protocolos de convivencia, o protocolos contra el acoso, son falsos protocolos porque no son preventivos, empiezan a actuar solamente cuando ya se conoce a una víctima, solamente cuando el procesos de victimización ha avanzado y ya no queda ningún remedio”, expresó.
En este sentido, dio a conocer el método AVE, tomado por sus siglas Acoso y Violencia Escolar, permite actuar y entrar con verdaderas soluciones con meses o años de anticipación, mucho antes de que no se tenga otras alternativas más que proteger la vida e integridad física del acosado.
Este método fue creado por el Instituto Iñaki Piñuel en España, país donde ya fue implementado por medio de una encuesta y que se han observado buenos resultados, al grado de tener una reducción de más de 80% el acoso escolar, por lo cual se están formando alianzas en el Estado a través del Gobierno e instituciones educativas privadas.
La prueba consiste en aplicar un cuestionario a los alumnos para determinar los perfiles psicológicos y los roles que se desempeñan cada uno dentro del aula, de esta forma se identifican a los acosadores, acosados o futuros acosadores y acosados, así como a las personas que se mantienen al margen sin ayudar a las víctimas. Una vez aplicado el método AVE se vuelve a aplicar el test y a ver los resultados.
“Hemos logrado reducir como promedio entre el 80% y 90% de la violencia escolar, lo cual se traduce prácticamente a quedarnos sin casos de acoso. Este programa tiene más de 15 años, el método AVE no es un método complicado, no es un método esotérico, una ciencia compleja ni un conocimiento oculto, es el resultado de aplicar lo que en 25 años hemos investigado en temas de violencia escolar”, expresó.
Finalmente, dijo que los profesores y los que tienen contacto con los estudiantes, así como los padres deben de estar muy atentos de los niños, para que no sea demasiado tarde el detectar un caso de acoso escolar, ya que los acosados pueden terminar en suicidio, mientras que los acosadores tienen el 24% de posibilidades de cometer un delito criminal antes de los 20 años.

candelariabanner