Imprimir

Un orgullo y gran responsabilidad

Honrarán a Maná en Grammy Latino

 

CIUDAD DE MEXICO, 5 de septiembre.- “Estamos muy contentos, es un gran orgullo pero también una gran res­ponsabilidad. Es una forma de celebrar una trayectoria de 30 años”, aseguró Alex González, integrante de Maná, al platicar sobre

el reconocimiento que les entregará la Academia Latina de la Grabación al ser nombrados como la Persona del Año 2018.
Esta distinción se les entrega por sus logros artísticos, creativos y las contribuciones filantrópicas a la co­munidad latina.
En la gala participarán artistas de primer nivel quienes compartirán el escenario con Alex, Fher Olve­ra, Sergio Vallín y Juan Calleros para interpretar algunos de los éxitos de Maná.
“Es un privilegio compartir este momento con nuestros amigos y con los fans. Será una gran fiesta con la que celebraremos que hay Maná para rato y que seguimos activos con el deseo de entregar lo mejor.
“Maná está aquí, en la música y seguirá mientras la salud y el rock and roll lo permitan”, aseguró el baterista.
Para Alex es un buen momento para festejar, cuando se encuentran realizando giras y trabajando creati­vamente en nuevos proyectos.
“Ser reconocidos como la Persona del Año puede significar un partea­guas en la carrera de Maná. Estamos muy activos, trabajando y con la ilu­sión de hacer muchas cosas”.
A lo largo de su carrera, la agrupa­ción mexicana ha vendido más de 40 millones de discos, con 133 Discos de Oro y 48 temas que se han coloca­do en los primeros lugares de popu­laridad. Y contrario a lo que sucede normalmente en la música, sus in­tegrantes siguen unidos, trabajando y manteniendose a pesar del surgi­miento de otras alternativas.
“Creo que el principal secreto para la permanencia es la admira­ción y el respeto que hay entre no­sotros. Pueden existir diferencias creativas, pero respetamos las opi­niones de todos y logramos poner­nos de acuerdo.
“Tratamos de dejar a un lado los egos, evitando marearnos y desubi­carnos. Nuetras familias y las per­sonas que nos rodean son vitales en esto. Ellos nos ubican. Además la misma vida nos aterriza, no olvi­damos nuestros inicios y que empe­zamos de cero, que nos ha costado mucho trabajo, que hemos pasado por momentos muy difíciles y que no fue fácil convencer al público y a los medios”, asegura Alex.
De acuerdo con el músico, han ido picando piedra y avanzan­do poco a poco. “Cuando las cosas cuestan trabajo en la vida se valoran los logros. No olvidamos nuestros principios y sobre todo la responsa­bilidad de estar sobre un escenario frente al público”, dijo.
“Hemos pasado muchas chingas, y recordamos nuestros inicios. Re­vivimos anécdotas, las dificultades que hemos pasado y así no olvida­mos de dónde venimos.
“Llegamos a 30 años de carrera y seguimos teniendo hambre de ha­cer cosas nuevas, de seguir tocando, realizar giras y meternos al estudio a grabar. Puedo asegurar que somos una banda honesta”, reflexionó Alex.
A pesar de las constantes corrien­tes musicales que surgen a cada mo­mento, Maná continúa en el gusto del público gracias a que, asegura, han conectado con el público.
“Esta conexión se ha dado con los temas que hemos hecho, con las le­tras. Además hemos evolucionado con sonidos frescos y mantenemos el contacto con nuestros fans a tra­vés de los conciertos.
“Ellos son muy importantes, por lo mismo siempre hemos cuidado los precios de los boletos de los luga­res donde nos presentamos para que todo nuestro público pueda asistir y que tengan la oportunidad de disfru­tar de nuestra música”, reveló.