Imprimir

Alcances


Los de las estrategias que hoy se están implementando en la entidad para abatir las actividades delictivas y así salvaguardar la integridad física y patrimonial de la  población, son las que ayer se pusieron de manifiesto luego de que la Policía Estatal Preventiva (PEP) logró la detención de dos personas con 109 dosis de droga y dos armas de fuego, como parte del Operativo de Sellamiento que se está implementando en el municipio de Tulum.

Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el propio titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Rodolfo del Angel Campos, quien luego de subrayar que estas acciones están encaminadas a mantener el orden social y a prevenir el delito, confirmó que ayer por la madrugada sus subalternos realizaban un recorrido de vigilancia en la carretera federal Tulum-Felipe Carrillo Puerto, cuando observaron un vehículo marca Ford con dos personas a bordo, el cual circulaba de manera temeraria, siendo que al solicitarle al conductor detener su marcha, éste aumentó la velocidad; sin embargo, metros adelante accedió a detenerse para realizarle una revisión de rutina.
En este sentido, el jefe policiaco indicó que cumplido el procedimiento arriba señalado, se detectó que el ahora detenido portaba una maleta color negro con 100 bolsitas de una sustancia con características similares a la droga conocida como crack, además de un arma de fuego con dos cargadores abastecidos.
Al respecto, sostuvo que al acompañante del arriba señalado también se le hallaron nueve bolsitas con características del mismo enervante, además de un arma de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.
Con base en lo anterior, no queda más que subrayar que esta detención, si bien viene a sumarse a muchas otras que han tenido lugar en diversos puntos de la entidad, también es la muestra más fehaciente de la firmeza con que se está combatiendo a quienes transgreden la Ley, a fin de restablecer el estado de derecho y, más importante aún, garantizar la tranquilidad y la paz social de todos los quintanarroenses.
¿No lo cree así, amable lector?